Calidad y Diseño

IWC Schaffhausen

La manufactura de relojes IWC Schaffhausen amplió su colección Portuguese con dos nuevos modelos, el Portuguese Chronograph Classic y el Portuguese Tourbillon. Ambos combinan el estilo, la elegancia y la precisión en la medición con nuevos diseños de vanguardia.

La empresa suiza de relojes de lujo, IWC Schaffhausen, fabrica sus productos desde 1868. Esta marca, puntera a nivel internacional, es reconocida por crear relojes que reúnen la ingeniería y la precisión en diseños exclusivos. La colección Portuguese de IWC está inspirada en los instrumentos náuticos de precisión con los que los navegantes de antaño fueron descubriendo cada región del planeta. La historia se remonta a los años treinta, cuando dos comerciantes portugueses de relojes se acercaron a la manufactura suiza para encargar relojes de pulsera que fuesen precisos como un cronómetro marino. Así, en 1939, se creó el primer Portuguese que sentó las bases de una línea de relojes que hace más de setenta años es reconocida por su precisión.

El nuevo Portuguese Chronograph Classic, disponible en oro rojo de 18 quilates o en acero fino junto a una esfera de color plateado o pizarra, posee sus características cifras árabes en relieve, minutería ferro¬carril y agujas lanceoladas. Además, está equipado con el calibre 89361, desarrollado  para indicar los tiempos cronometrados de hasta 12 horas en una esfera interior de fácil lectura. Posee una reserva de marcha de 68 horas con toda la cuerda dada, la función flyback, un pequeño segundero con dispositivo de parada y el movimiento del cronógrafo es mecánico. El fondo de cristal de zafiro permite observar el calibre y la masa oscilante, decorada con Côtes de Genève.

El Portuguese Tourbillon, con una caja en oro blanco o rojo de 18 quilates, posee un cali¬bre 98900 que es el apropiado para los grandes relojes pulseras de cuerda manual. La esfera es de color pizarra para la variante en oro blanco y plateada para el modelo en oro rojo. El fondo transparente que proporciona el cristal de zafiro permite contemplar el movimiento del calibre con un puente de tres cuartos de alpaca niquelada. Este modelo posee un movimiento mecánico de reloj de bolsillo con cuerda manual, un tourbillon de los minutos compuesto por 64 piezas a la altura de las nueve horas, un segundero a la altura de las seis horas y un puente de tres cuartos de alpaca. Además, se ha aumentado la frecuencia del volante a 28 800 semi oscilaciones por hora asegurando una exce¬lente precisión de marcha.

Ambos modelos poseen correas de piel de la casa Santoni, la reconocida empresa familiar italiana especializada en el teñido matizado de cuero. Cada una es trabajada a mano y posee una pátina de un tono cromático individual. Para lograr el matiz deseado y el tono perfecto cada correa es pulida con diversas pastas que proporcionan un producto único de calidad y vanguardia.

www.iwc.com

MÁS ARTÍCULOS