Ecuestre y Femenino

Longines

Longines Equestrian Collection es la colección con nuevos modelos de la casa relojera Longines. Fundada en 1832 en Saint-Imier, Suiza, la firma cuenta con un expertise basado en la tradición, la elegancia y el rendimiento. Además, Longines estuvo asociada a los eventos deportivos y ecuestres desde sus comienzos. En 1881 los primeros cronógrafos Longines que se vendían en Estados Unidos eran herramientas infaltables para los apostadores y espectadores de los hipódromos, pero también para los actores del mundo de los caballos como los compradores de campeones, los jinetes, los acaballaderos y los picaderos. Hacia 1886 la firma equipaba a la mayoría de los jueces deportivos de Estados Unidos. Esta estrecha relación con el mundo ecuestre y deportivo perdura hoy en día. Tan grande es la relación que una de las Embajadoras de la Elegancia de la firma es la amazona suiza Jane Richard, quien comenzó a practicar equitación durante su adolescencia. Fiel reflejo de los valores de Longines, a los 15 años Jane logró su primera victoria en el Swiss Final Trophy de 1998. En 2006 se mudó a Italia y contrajo matrimonio con Ignace Phillips. En 2011, además de convertirse en madre, transformó al histórico club La Madonnina en una caballeriza para jinetes y amazonas de todos los niveles. Aún dedicada a las competencias ecuestres, su última gran victoria fue en 2014 cuando obtuvo el primer puesto en el Longines Speed Challenge de Los Ángeles.

Para exhibir la perfecta muestra de su perpetua pasión por los deportes que involucran a los caballos Longines lanzó The Longines Equestrian Collection. Pensada para su clientela femenina, la colección presenta una elegancia en su diseño que se basa en la hebilla rectangular de la brida del caballo francés montagnes. Todos los modelos de esta colección -que rememora la historia de Longines con los deportes ecuestres- hacen referencia al mundo equino, que es su musa inspiradora. Las formas y los materiales son símbolos de ese universo en el que viven los amantes de los caballos y Longines celebra con sus piezas la elegancia de las amazonas y sus monturas. El caballo francés montagnes es una raza suiza que utilizó en su presentación unas bridas con hebillas rectangulares. Ese fue el detalle que disparó el diseño utilizado por la marca del reloj de arena alado. Digno ejemplar a lucir en las muñecas femeninas, el vals de las manecillas marca el ritmo del tiempo que se confunde con el paso de los caballos.

Las piezas se encuentran disponibles en cuatro tallas y albergan en su interior un movimiento de cuarzo. Las esferas se presentan en variadas opciones: negras lacadas pulidas, plateada damero y nácar blanco. Estas a su vez están adornadas con índices de diamantes. La esfera plateada flinqué lleva delicados números romanos azules y la esfera blanca mate porta esbeltos números árabes de color negro. En algunas piezas, una línea de diamantes realza las curvaturas armoniosas de la caja y resalta la elegancia de los relojes. Para acompañar el modelo Longines diseñó pulseras de acero y de piel pespunteada que hace juego con el atuendo de las amazonas.

www.longines.com

MÁS ARTÍCULOS