El Arte de la Seducción

Montblanc

La colección Montblanc Bohème fue lanzada por primera vez en 2014 e impactó por su feminidad y elegancia. Pensada para mujeres sofisticadas y seguras de sí mismas Montblanc presenta ahora la edición Bohème Exo Tourbillion Jewellery Motif Serpent, limitada a 18 piezas. Disponible en oro rojo o blanco de 18 quilates, su dial es una obra de arte que lleva miniaturas de oro, joyas y laca pintada a mano. Todo ese bello trabajo con tonos púrpura se coloca sobre un fondo de nácar blanco. Su delicado bisel lleva 58 diamantes y se posa sobre la muñeca con una correa de caimán en tono púrpura con una hebilla de oro. Como si fuera un guiño a la naturaleza, las agujas presentan una forma de hoja y los números arábigos son florales. El calibre automático de la pieza es MB 29.24 y posee una reserva de marcha de 48 horas. El mecanismo de un minuto que lleva el Exo Tourbillon se consiguió luego de tres años de investigaciones y cuenta con un rápido segundo mecanismo de frenado y micro rotor. El calibre automático permite una vista ininterrumpida del movimiento a través de una caja de cristal de zafiro. Esta maravillosa obra de la relojería mide escasos 4,5 mm de altura, una gran hazaña para un calibre de tanta complejidad; y sus funciones se establecen a través de la corona que se encuentra a las 3 horas.

Símbolo de vida y renacimiento, la serpiente fue una fuente inspiradora del arte y el diseño durante el Art Nouveau y el Art Deco de comienzos del siglo XX. Inspirado en ese seductor reptil, el sofisticado dial fue realizado a mano sobre un lienzo de madre perla. El primer paso fue la aplicación de finas bandas de oro para realizar el cuerpo y sus escamas en forma de panal. A eso le siguió la colocación del número 12 sobre el dial, lo que crea el efecto tridimensional en la serpiente. El cuerpo fue pintado a mano en diferentes tonos de púrpura agregando profundidad a la pieza. El paso final fue la colocación de 51 piedras de color azul, rosa y purpura sobre la serpiente y dos rubíes rojos en los ojos.

www.montblanc.com

MÁS ARTÍCULOS