El Viajero Sofisticado

Tierra Chiloé

Luego de dejar el continente a bordo de un ferry, una van exclusiva del hotel aguarda para trasladar a los viajeros hasta el destino final: Tierra Chiloé. Con una arquitectura vanguardista inspirada en los tradicionales palafitos de Chiloé (las casas construidas sobre pilotes a orillas del mar), el hotel deslumbra a primera vista por su diseño geométrico sostenible. Resulta imposible no sorprenderse gratamente con su arquitectura y, en cuestión de minutos, la fachada queda inmortalizada en las pantallas de los teléfonos celulares. Un snack para reponer energías es la primera de las muchas cortesías que el hotel brindará a los recién llegados.

Bajo la modalidad de all inclusive, Tierra Chiloé cumple con su cometido de hacer sentir a los viajeros como en su propia casa, e incluso aún mejor. Es un hotel cálido y sumamente acogedor, ubicado en la península de Rilán, en pleno corazón del archipiélago de la Isla Grande. En la planta baja, los enormes ventanales invitan a contemplar la belleza de la naturaleza virgen, con escenas en las que se observan caballos galopando sobre sus verdes praderas ondulantes. Todo es madera y aporta su calidez innegable. Se respira otro aire y la tranquilidad que transmite estar a escasos metros del mar. Vale la pena atravesar la puerta que conduce al lounge con fogón a cielo abierto, un punto de encuentro para hacer nuevos amigos. Para cuando la luna se asoma, algunos prefieren perderse en la sala de lectura y, otros, cobijarse con las mantas especialmente dejadas allí, para escuchar anécdotas en diversos idiomas, al calor de las brasas. Nunca falta un buen trago o una copa de vino para completar la velada.

En la sala de estar se observan artesanías chilotas, y una zona de excursiones donde pueden leerse las opciones disponibles para la semana. Todas cuentan con el acompañamiento y expertise de guías profesionales. Para descubrir la magia de la isla, el hotel ofrece excursiones con diferentes recorridos para descubrir la belleza de sus paisajes, su rica biodiversidad y la calidez de su gente. Cada cual hace su elección, según intereses y aptitudes físicas. Trekking, cabalgatas, kayak, paseos en bicicleta o en vehículo, son parte de la aventura.

Los recorridos por tierra permiten apreciar la belleza de sus acantilados, los bosques sumergidos y humedales. La visita a Castro, ciudad principal y capital de la isla, conduce a los visitantes a conocer las iglesias declaradas Patrimonio de la humanidad por la UNESCO y los mercados locales de gastronomía y artesanías. Una parada obligada hará que los viajeros se lleven la tradicional postal de las casas sobre palafitos. Incluso si la visita concuerda con alguna fecha festiva dentro de la isla, se puede participar de la celebración, mezclándose con los locales. En esta ciudad podrán observarse los revestimientos de las casas que suelen hacerse con tejuelas de alerce que parecen salidas del dibujo de un niño. Ocurre que el clima en la isla es bastante lluvioso y esta madera es altamente resistente al agua.

De regreso en el hotel, en la planta superior se encuentran las habitaciones con vistas panorámicas al mar interior. Es un ambiente que incluye un espacio de descanso ideal para relajarse y soñar con los ojos abiertos. Aquí en la isla el reloj parece ir más lento y hay tiempo para todo, incluso para una merecida siesta y un reconfortante baño de inmersión.

La gastronomía merece un capítulo aparte. El menú varía con los días y rescata recetas tradicionales que convidan los sabores de la isla a través de platos creativos que potencian los productos locales: papas nativas, grandes ostras, huevos de campo y la pesca del día se incorporan a las preparaciones en una cocina artesanal, sana y natural, con vegetales de una huerta propia. Para acompañar las delicias, se ofrece una excelente selección de vinos chilenos, cervezas y cócteles.

Riqueza folclórica, naturaleza y una exclusiva hospitalidad hacen que la estadía sea sumamente próspera y dan ganas de regresar sin, incluso, haber emprendido la vuelta.

LATAM cuenta con siete frecuencias semanales a Chiloé con escala en Santiago de Chile. Por reservas y consultas ingresar al website de Latam www.latam.com o contactarse al 0810-9999-526.

www.tierrahotels.com

MÁS ARTÍCULOS