Extrema Precisión

Serie Azul

A. Lange & Söhne presenta cuatro nuevos relojes con esfera azul. Los modelos Lange 1, Lange 1 Daymatic, Saxonia y Saxonia Automático ya están disponibles en una perfecta combinación clásica y elegante de esferas azul oscuro de plata maciza con cajas de fino oro blanco. La fascinación atemporal que se desprende del color azul incita a A. Lange & Söhne a dotar dos modelos de cuerda manual y dos modelos automáticos de la colección actual con esferas galvanizadas azul oscuro de plata maciza. En combinación con las cajas de oro blanco, el diseño de los modelos Lange 1, Lange 1 Daymatic, Saxonia y Saxonia Automático se vuelve aún más cautivador. Las agujas pulidas y los apliques de oro rodinizado subrayan el efecto de contraste de la composición. Las correas cosidas a mano de piel de aligátor azul marino y la hebilla de hebijón de oro blanco completan su aspecto elegante.

No cabe duda de que el azul es un color especial que desde tiempos inmemoriales ha inspirado a los artistas y con el que los científicos se han ocupado una y otra vez. Así describe el genio universal y polímata florentino Leonardo da Vinci el color del cielo y de la inmensidad como una fusión de luz y oscuridad. El azul ultramarino natural obtenido del lapislázuli era tan escaso y valioso, que Alberto Durero pagaba su peso en oro.

Fue tan sólo a principios del siglo XVIII cuando se consiguió la fabricación de un pigmento sintético de color azul oscuro que, en esta forma, no aparece en la naturaleza. El descubrimiento del azul de Prusia desencadenó una revolución en el arte, sin el que no habrían sido posibles las Treinta y seis vistas del monte Fuji de Hokusai, el Período azul de Pablo Picasso ni la Noche estrellada de Vincent van Gogh.

Los cuatro modelos de la serie azul están dotados de los calibres propios de la manufactura, los cuales presentan todas las características de calidad de Lange, desde el acabado artesanal de todas las piezas del mecanismo hasta el complicado doble montaje. Incluso las superficies, que después no son visibles a través del fondo de cristal de zafiro, se ennoblecen con esmerilados y pulidos. Los cantos de todas las platinas, puentes y puentes del volante se biselan y, a continuación, se pulen con un brillo final intenso. El puente del volante grabado a mano con el clásico muelle de cuello de cisne es el símbolo más hermoso de la aspiración incondicional de Lange a la perfección. Respecto a las funciones destaca en los cuatro modelos la indicación del tiempo con horas, minutos, pequeño segundo con parada del segundero y la indicación de la reserva de marcha que varía en los modelos porque tanto en el Lange 1 como el Saxonia Automático es de 72 horas, pero en el Lange 1 Daymatic es de 50 horas y en el Saxonia de 45 horas. En todos los casos con toda la cuerda dada.

Con una tradición relojera que data de mil ochocientos cuarenta y cinco, cuando Ferdinand A. Lange fundó su manufactura de relojes en la ciudad alemana de Dresde, A. Lange & Söhne ocupa un lugar destacado entre las mejores marcas del mundo de la horas. Y es así como una vez más una  firma de estas características, hace de cada reloj A. Lange & Söhne una obra de arte única. Una obra maestra.

www.alange-soehne.com

MÁS ARTÍCULOS