La Magia del Color

Chopard

Fantasía y tradición son dos interesantes cualidades que caracterizan al nuevo reloj Happy Sport de Chopard. Basado en el eslogan Do It Yourself, la bella pieza ofrece a las mujeres la posibilidad de elegir y cambiar la correa de su reloj cuantas veces quieran en su propia casa. Como un bello camaleón de lujo, Happy Sport es un ícono del estilo que juega al mix & match desde 1993. Acero, diamantes, colores, lo eterno y lo efímero se mezclan y se intercambian. Esta magnífica obra de la relojería es fruto del trabajo visionario y vanguardista de Caroline Scheufele, Directora Artística, Co-Presidente de Chopard y responsable de la división de alta joyería del departamento de creación y diseño.

Alegre, independiente, divertida y moderna, Scheufele ha obtenido un reloj muy bello, e informal, precioso y deportivo. Descreída de los convencionalismos y confesa amante de los diamantes, la Directora Artística de Chopard se permite jugar con los códigos y con las tendencias a través de esta coqueta pieza de relojería.

Para lograr este intrépido reloj, el color es clave porque comunica la alegría de vivir y un sinfín de sensaciones. La vida merece ser vivida en muchos colores, por eso la correa de Happy Sport cambia en función de las temporadas, los deseos y los sentimientos. Detrás de la misma, acurrucada contra la piel se encuentra una inscripción a modo de un hermoso mantra secretamente escondido: Be Happy. La idea de Chopard es que cada temporada se pueda renovar y jugar al intercambio de colores con nuevos tonos y delicadas coloraciones del momento.

Las correas que sostienen esta divertida propuesta son de caucho en blanco y negro; y la caja del reloj es de acero y mide 30 mm. Los infaltables diamantes móviles desprovistos de engaste son la esencia del reloj y se mueven libremente entre dos cristales de zafiro. Ellos se lucen sobre el telón de fondo de una esfera blanca, clásica y contemporánea. Femenino y elegante, posee un bisel pulido y sus asas se llevan a la perfección con el efímero baile de los tres diamantes móviles. Sus correas intercambiables en blanco y negro  son de caucho e imitan el acero. La pieza lleva siete rubíes y tres diamantes de 0,0800 quilates. La resistencia al agua es de treinta metros.

Otros modelos de la colección Happy como lo son Happy Ocean y Happy Diamonds se presentan con correas rosadas, celestes, rojas, verdes, violeta, turquesa, marrones. Uno de los detalles que varían entre los modelos es la cantidad de diamantes móviles. Happy Ocean, por ejemplo, posee cinco diamantes, mientras que Happy Dreams lleva quince. Además, cambia el material con el que está hecha la caja pudiendo ser de oro blanco, oro rosa, oro amarillo, acero, y diamantes. La caja también varía de forma y en algunos modelos, como Happy Diamonds Icon Watch, llevan dos mariposas engastadas con diamantes que aportan soberbia elegancia.

Sin embargo, lo que siempre mantienen y es un factor común a todas las colecciones Happy, es la magia del color.

www.chopard.com

MÁS ARTÍCULOS