Máxima Eficiencia

Dassault Falcon 8X

Extender los límites de lo que se puede lograr, es una preocupación que siempre ha impulsado a la reconocida firma Dassault a buscar nuevas respuestas a sus exigentes clientes. Esta búsqueda hacia la excelencia como también hacia las nuevas formas de volar, han logrado un camino de innovación que le ha permitido a la marca francesa ofrecer una línea de jets cada vez más capaces, en los que destaca no solo su alta calidad y extremo confort, sino también su más alta tecnología.

El Dassault Falcon 8X, el nuevo buque insignia, llega al mercado para otorgar una gran capacidad de vuelo que se traduce en su eficiencia y autonomía.

Su gama ultra larga conecta Hong Kong y París, Londres y Ciudad del Cabo, Los Ángeles y Beijing. Con un alcance de 11.945 km y un excelente rendimiento en campo corto, conectando pares de ciudades importantes sin escalas y accediendo a más de 500 aeropuertos en los EE.UU. Asimismo, su cabina, la más larga de la familia Falcon, ofrece más comodidad y una impresionante selección de más de treinta diseños distintos. Y gracias a las mejoras de diseño en general, el Falcon 8X es tan eficiente en combustible como el Falcon 7X.

En relación a su diseño, Dassault repensó todas las estructuras y sistemas principales, adaptándolos y optimizándolos en una estructura integrada y eficiente. La nueva arquitectura interna del ala aligera la estructura del ala y proporciona más espacio para el combustible. Las nuevas aletas reducen el arrastre para aumentar la eficiencia. El fuselaje alberga más combustible sin reducir el espacio para los pasajeros, mientras que el tren de aterrizaje se ha reforzado para proporcionar una carga útil adicional.

Por otro lado, los ángulos de aproximación empinados y los fuertes gradientes de ascenso no son un problema para Falcon 8X. Tampoco lo son las condiciones variables de temperatura. Y ofrece un rango superior de ambos. Es el único avión comercial de ultra largo alcance que puede usar la pista de aterrizaje de la ciudad londinense de mil doscientos metros. Y después del despegue, puede volar sin escalas a Dubai o Nueva York. O saliendo de Eagle, Colorado, una elevación sobre 6.500 pies, puede volar sin escalas a Ginebra, Suiza.

Otra de sus características más destacadas, es el que el Falcon 8X puede aterrizar al 85% de su peso máximo de despegue. De modo que puede abastecerse de combustible en su base de operaciones y hacer un pequeño salto antes de volar un tramo más largo de más de 8.334 km sin repostar.

Gracias a sus tres motores, que acortan las rutas transoceánicas, el Falcon 8X logra recorrer distancias de manera más rápida y eficiente que cualquier otro de su clase. También contribuyen a la velocidad de aproximación lenta y estable del Falcon 8X: apenas 106 nudos (197 kph). Y sus márgenes de rendimiento de tres motores permiten despegues desde pistas más cortas.

Es justamente en base a la superioridad técnica y de eficiencia que presentan sus motores con costos directos de operación que son hasta un treinta y cinco por ciento más bajos que los de los aviones de la competencia. Y gracias a su programa de mantenimiento MSG-3 optimizado para el avión de pasajeros, el tiempo entre las ocho inspecciones principales es de ochocientas horas o doce meses, lo que le permite un mayor uso de su activo aerotransportado.

Por otro lado, la cabina ha sido totalmente rediseñada; cuenta con una nueva generación de plataforma de vuelo Easy que ofrece una pantalla panorámica opcional ancha, integrando una visión mejorada y sintética para una visualización técnica situacional enormemente mejorada en condiciones de baja visibilidad. También cuenta con el sistema de radar meteorológico en color 3D de última generación de Honeywell con capacidad de detección de turbulencia mejorada.

Respecto a sus características técnicas destacan los Motores PW307D que ofrecen más empuje con menos combustible.

Con 6.722 libras, estos turbo fanizadores Pratt & Whitney Canada mejorados ofrecen un cinco por ciento más de empuje, aunque también reducen el consumo de combustible. Más allá de entregar más libras de empuje por cada libra de combustible, reducen las emisiones de NOx en un treinta por ciento por debajo de los estándares más estrictos de la actualidad. La serie PW300 tiene más de doce millones de horas de operación probada y altamente confiable.

Por último, destaca la tecnología de control de vuelo digital de última generación de Dassault, la cual garantiza un control de trayectoria de vuelo suave y preciso, generando así una experiencia de vuelo placentera, pero también eficiente, segura y cómoda, como solo el nuevo Falcon 8X puede lograr.

www.dassaultfalcon.com

MÁS ARTÍCULOS