Relojes Imposibles

HYT

En 2012 HYT convirtió una utopía en realidad y lanzó al mercado el primer reloj pulsera con un mecanismo hidromecánico. De esta manera, algo impensado como lo era la mezcla de mecánica y fluidos en una pieza tan pequeña fue posible. Para eso se crearon dos depósitos flexibles fijados en cada uno de los extremos de un capilar. Uno de ellos con líquido transparente y el otro de color. Para evitar que se mezclen se recurrió a la fuerza de repulsión de las moléculas de cada fluido. Cada depósito se encuentra en las 6 horas y su modo de funcionamiento es muy simple: cuando el primero se comprime el otro se descomprime, y a la inversa. El líquido de color avanza con las horas y el menisco -con forma de media luna- marca un punto de separación con el otro fluido, lo que hace que se indique la hora. Al llegar a las 18 horas el líquido de color fluorescente vuelve a su posición inicial. Para lograr estos movimientos que accionan los depósitos, HYT desarrolló dos fuelles de aleación flexibles y resistentes que se mueven mediante un pistón.

En 2015, mediante la creación de H4 Metrópolis, HYT volvió a desafiar a la alta relojería con otra gran innovación: luz sin necesidad de batería en el dial. “Antes de crear HYT, nos decían que era imposible crear un Movimiento que funcionara con líquido. Antes de Metrópolis, iluminar un dial era solo posible con una batería. Y además, el líquido nunca debe usarse en combinación con la corriente eléctrica. Pero evidentemente, hicimos todas esas cosas. En realidad los únicos límites son los que nos ponemos a nosotros mismos”, comenta Vincent Perriard, CEO de HYT Watches.

H4 Metrópolis, maravilla de la relojería moderna, contiene dos lámparas Led ocultas. Cuando son activadas con una fuente de energía puramente mecánica, inundan el dial y lo tiñen con una luz azulada. Durante la noche el fluido verde se torna visible al ser impulsado por esa fuente de luz. Asimismo, esta iluminación permite que la arquitectura y el esqueleto de la pieza se puedan apreciar.

El generador del H4 Metrópolis es invisible y está ubicado entre las 4 y las 5 en punto. Para activarlo se debe utilizar el pulsador ubicado en el lado opuesto, al medio de la caja. Su funcionamiento es equivalente al de un dínamo que convierte la energía mecánica en luz: la rotación del pulsador activa el generador, quién a su vez activa los LED, que bañan con una tenue luz azul al reloj. La duración de la iluminación es de cinco segundos tras los cuales el mecanismo debe reiniciarse. Ninguna batería es necesaria en todo este magnífico proceso de mecánica.

El camino para desarrollar esta pieza fue muy arduo, especialmente por tres factores: la miniaturización extrema, la forma curvada, y el hecho de ser los pioneros en este desarrollo.

H4 Metrópolis es una serie de 100 piezas cuya caja de titanio y DLC presenta un acabado cepillado  y satinado. Su diámetro es de 51 mm, su altura es de 17,9 mm y su resistencia al agua es de hasta 50 metros. Su movimiento mecánico de tourbillion presenta una reserva de 65 horas. La correa es de caucho negro con lienzo Nomex y hebilla plegable de titanio DLC negra.

www.hytwatches.com

MÁS ARTÍCULOS