Precisión Lunar

A. Lange & Söhne

Con una tradición relojera que data de 1845, cuando Ferdinand A. Lange fundó su manufactura de relojes en la ciudad alemana de Dresde, A. Lange & Söhne ocupa un lugar destacado entre las mejores marcas del mundo de las horas. Entre sus piezas más reconocidas se encuentran Lange 1 -con la primera gran fecha en un reloj de pulsera de serie- y Zeitwerk -con su indicación exacta con cifras saltantes-. Sin embargo, desde 2002, Lange 1 Fases de la Luna se ha convertido en una pieza sumamente exitosa dentro de la firma. Ahora, a esta magnífica obra de relojería se le añadió la fase de la luna con una indicación día / noche. El satélite terrestre -que inspiró al mundo de la relojería tanto como a la astronomía- siempre ha sido una incógnita para el ser humano, aún a más de 50 años del primer alunizaje de una nave espacial. Todavía la ciencia no puede responder por el origen de la Luna. Este misterio y la fascinación por las fases de la Luna -una de las más apreciadas complicaciones astronómicas-, es lo que dota a este satélite de un singular atractivo. En el modelo Lange 1 Fases de la Luna el ciclo lunar -que dura por término medio 29 días, 12 horas, 44 minutos y 3 segundos- es tan preciso que la indicación sólo se desvía un día cada 122,6 años.

Para construir la indicación de la pieza A. Lange & Söhne recurrió a un nuevo concepto operativo realista. Ubicada en primer plano se encuentra la luna de oro macizo separada, que sigue su órbita. Detrás de ella, un disco celeste -también de oro macizo- realiza una revolución en 24 horas. Para representar las diferentes horas del día se utilizan variados tonos de azul en el disco. Estos son producidos por efectos de interferencia. Durante el día se presenta un cielo claro sin estrellas, pero por la noche aparece un cielo oscuro sobre el que destacan las miles de estrellas recortadas con láser. Mediante esta disposición, la Luna siempre orbita delante de un telón de fondo realista que sirve para ajustar la hora, e indica el día y la noche.

El vigésimo calibre de Lange con indicación de la fase lunar se basa en el mecanismo utilizado en el modelo Lange 1 presentado dos años atrás y ofrece igual calidad de rendimiento: conserva su característico doble barrilete con su reserva de marcha máxima de 72 horas y la indicación exacta saltante de la gran fecha. El escape y el órgano regulador en el Lange 1 Fases de la Luna están compuestos por un volante excéntrico y una espiral del volante de Lange auto oscilante. La espiral oscila debajo del puente del volante con una frecuencia de 21.600 semi oscilaciones por hora. Además, el puente del volante está grabado a mano. Otro detalle interesante es la habilidad con la que las 70 piezas de la indicación de las fases de la luna fueron integradas en el calibre de la manufactura L121.3, un poco más grande que el calibre L1121.1 del modelo Lange 1. La esfera es de plata maciza y su construcción es asimétrica, pero presenta una perfecta armonía entre la indicación de la hora fosforescente, la reserva de marcha, la gran fecha, la indicación de las fases lunares y la indicación del día y la noche.

Lange 1 Fases de la Luna tiene una caja de 38,5 mm, una altura de 10,2 mm y está disponible en oro blanco, rojo y platino. La esfera se presenta en tres variantes: plata maciza negra, plata maciza plateada o plata maciza rodiada. Las agujas y apliques también se encuentran disponibles en variantes de oro rodinizado fosforescente, oro rojo fosforescente y oro rodinizado fosforescente. La correa que sostiene a la caja es de piel de aligátor cosida a mano y el color puede ser negro o rojizo. La hebilla que acompaña se presenta en oro blanco, oro rojo y platino. 

www.alange-soehne.com

MÁS ARTÍCULOS