Sofisticación Funcional

Bell & Ross

En su búsqueda constante por explorar nuevos universos Bell & Ross se ha inspirado para crear un producto exclusivo para la mujer, en la bóveda celeste, ese gran océano sembrado de estrellas, como islotes que brillan en la oscuridad.

El nuevo BRS Diamond Eagle ostenta una esfera azul oscuro con una constelación de diamantes, como un fragmento del cielo nocturno en la muñeca. Este reloj evoca un viaje espectacular a las estrellas. Viajar, sin movernos de nuestro lugar, al ritmo de las agujas.  El BR S Diamond Eagle rinde homenaje a estos cielos nocturnos, que desde siempre han ayudado y fascinado a los pilotos pero por sobre todo, han logrado guiar por la posición de las estrellas a muchos viajeros que, sin ellas, jamás habrían llegado a destino. El BR S Diamond Eagle llega así para satisfacer los exigentes requerimientos de las mujeres; refinadas, sofisticadas y contemporáneas.

La inspiración celeste aparece desde el comienzo: la esfera azul nocturno, los índices metálicos que brillan en la oscuridad, y los siete diamantes que evocan las estrellas fulgurantes y forman una pequeña vía láctea encapsulada dentro de un reloj. Las piedras preciosas dibujan la constelación del águila. Una agrupación de estrellas mítica, y perfectamente visible desde la tierra. La dimensión y el brillo de los diamantes la representan a la perfección. Bell & Ross da a su nuevo reloj la fuerza espectacular del águila, una ave legendaria que vuela y alcanza alturas simbólicas. Una de ellas, es su asociación con Júpiter, el dios del cielo. La esfera del BRS Diamond Eagle es una constelación de diamantes y de índices facetados, que combina referencias celestes con códigos relojeros. La refinada esfera color azul noche lleva un tratamiento con efecto de rayos de sol, una técnica que demuestra la maestría de la marca, y que se caracteriza por unos mini grabados que evocan los rayos del sol. El conjunto va recubierto con un barniz azulado que le confiere una admirable profundidad. La lectura de la hora es muy sencilla y se realiza mediante dos finas agujas de diseño aerodinámico.

Por otro lado, se destaca su caja, la cual pertenece a la icónica familia BR creada en 2005, que ha dado su reputación a la marca. Su forma es legendaria: un círculo dentro de un cuadrado. Fabricada en acero, el tratamiento de pulido y satinado, crea un contraste visual entre el bisel y la caja, que es hermética hasta los 100 metros. Ésta alberga en su interior un movimiento de cuarzo fiable y preciso. El fondo grabado reproduce el diseño estilizado de la constelación del águila.

Por último, la correa de piel de aligátor azul noche, con reflejos nacarados, contribuye a la armoniosa paleta de azules utilizada para este modelo. Cada aspecto de este guarda tiempos ha sido diseñado con sumo cuidado, hasta el más mínimo detalle: un reloj refinado y elegante, convertido en una pieza de joyería contemporánea. Una colección ultra femenina que tiene un aire celestial y cosmopolita al mismo tiempo. La alianza de lo simbólico con lo refinado. Con el BR S Diamond Eagle, Bell & Ross ha superado el reto. Un reloj distinguido, cuya inspiración astral lo convierte en una joya del arte relojero, exquisita y delicada.

www.bellross.com

MÁS ARTÍCULOS