fbpx

Herencia Familiar y Pasión

Rolex y el Golf

El arte de la relojería forma parte de aquellos oficios de pasión y mística que se transmiten de generación en generación, ya sea que se trate de herencia familiar, o de maestros a pupilos. Así se entreteje la relación entre Rolex y el Golf, historia de élite que tiene sus inicios en el año 1967 a partir de una trascendental colaboración con Arnold Palmer y que prosigue de manera ininterrumpida hasta hoy, brindando apoyo a los mejores jugadores del planeta, a los circuitos más emblemáticos y a las futuras generaciones.

Del mismo modo la vida de Claude Harmon III como instructor de los golfistas Top 1 de nuestros días se remite a mediados de siglo XX cuando su abuelo Eugene Claude Harmon I ganaba el Torneo de Maestros en el año 1948, para luego convertirse en destacado instructor de los grandes de la época.

Similar camino siguió su padre, Claude “Butch” Harmon Jr., consagrado desde el año 2003 entre los top golf instructors según el ranking que realiza la revista Golf Digest, y quien tuviera a su cargo nada menos que los tiempos más prolíferos y gloriosos en la carrera de Tiger Woods, durante los años 1993 y 2004.

Así llegamos a Claude Harmon lll, el protagonista de la historia contemporánea, integrante de la preciada familia de Testimoniales Rolex y promotor de este deporte de la mano de la marca suiza alrededor del mundo.

Por primera vez en la región, Claude Harmon III enfrenta una agenda tan intensa como variada. First Stop en Buenos Aires, donde lo esperan un encuentro y una clínica privada para aficionados al golf, un almuerzo para degustar la mejor carne del mundo, encuentros con prensa regional y la adrenalina de un palco VIP desde donde pudo vivir el último Boca vs. River de la temporada. Con esa misma intensidad y entusiasmo arrolladores cuenta su visión acerca de este mundo de horizontes verdes y concentración extrema para lograr esa tan preciada precisión, para la cual el jugador debe prepararse mentalmente y a la que compara, en un momento de la conversación, con la precisión de un Rolex.

Nos cuenta que llega a este mundo del golf de manera muy natural, compartiendo junto a su abuelo y a su padre momentos con los más grandes de todos los tiempos como Gary Player o Jack Nicklaus, a quienes de chico saludaba y eran parte del entorno de su niñez. Sin embargo, recién al terminar la universidad entendió que esta también es su pasión y que sería su profesión, y al igual que sus predecesores familiares, ha llegado a lo más alto de esta disciplina convirtiéndose en uno de los entrenadores más buscados del circuito profesional, cuando la meta es la cima.

Claude Harmon III es el coach de Brooks Koepka, quien culmina el 2019 como número 1 en el Ranking mundial y de Dustin Johnson, número 5 en el mismo ranking del PGA Tour. Sin embargo, con total humildad, ante la pregunta acerca de cómo se logra ser coach de estos grandes, se autodefine como alguien que simplemente los ayuda a mejorar su juego para llegar a sus metas. Pero en este mundo de Top Ten’s y grandes hazañas hay otras variables que Harmon reconoce como es la importancia de un team especializado en ciencia del deporte y de una dieta equilibrada a medida, fundamental para la resistencia de una vida en la que se viaja durante 25 semanas al año, situación que también lo alcanza por su tarea como coach, pero que considera imposible de seguir en la Argentina “donde la comida es extraordinaria!”.

Pero más extraordinario y especial es el Rolex que, al finalizar un Open Championship, le regalará su discípulo Brooks Koepka, a él y a todo el equipo, con sus nombres y año grabados, “Ese reloj, de los siete Rolex que afortunadamente tengo, es especial porque cuando lo uso me recuerda a Brooks que siempre habla de nosotros, en plural, como team!” Y vaya Team!

www.rolex.com

Zeen Social Icons

More Stories
Elegancia Cotidiana