fbpx

Perfección Relojera

Royal Oak Offshore

Desde 1875, Audemars Piguet, la reconocida firma de alta relojería, ha escrito algunos de los mejores capítulos de la historia de dicha industria, incluyendo un sin fin de novedades mundiales. En el Vallée de Joux, en Suiza, se crean numerosas obras maestras en serie limitada, que incorporan un alto grado de perfección relojera, entre las que se incluyen atrevidos modelos deportivos, relojes clásicos y tradicionales, así como creaciones únicas. El famoso Royal Oak octogonal de 1972, primer reloj de lujo fabricado en acero, es una de estas distinguidas piezas que han marcado una época, no solo por su calidad sino también por su gran innovación.

Distinción, elegancia pero también innovación y calidad.

Y es en esta ocasión que Audemars Piguet celebrará el 25º aniversario del Royal Oak Offshore, lanzado por primera vez en 1993, presentando tres nuevas versiones del icónico reloj deportivo. En primer lugar, una reedición del Royal Oak Offshore Selfwinding Chronograph original; un modelo supremo, con toda la elegancia del clásico de la firma suiza. Y por otro lado, una nueva serie especial, disponible en acero o en oro rosa de 18 quilates, cada uno limitado a 50 piezas. Estos dos modelos están inspirados en el Royal Oak Offshore Tourbillon Chronograph anterior, con un movimiento completamente rediseñado, desarrollado exclusivamente para celebrar el 25º aniversario de la colección Royal Oak Offshore.

Respecto a las novedades que hacen a estos modelos especialmente confeccionados, destaca la combinación de materiales que se presenta con frecuencia en los modelos Royal Oak Offshore; la corona y los pulsadores ahora están fabricados en cerámica en lugar de metal y caucho. Además, el nuevo Royal Oak Offshore Tourbillon Chronograph presenta una nueva esfera construida como una verdadera pieza de arquitectura contemporánea, demostrando el audaz enfoque que Audemars Piguet siempre ha querido transmitir a través de la estética de su colección Offshore, sin dejar de ser fiel a su ADN.

Respecto a sus características, la nueva reedición del Royal Oak Offshoe Selfwinding Chronograph cuenta con una cuerda automática Calibre 3126 / 3840. Su diámetro total es 29.92 mm, con un grosor total de 7.16 mm. Además viene con una reserva de marcha mínima garantizada de 50 h. La caja, de acero, se encuentra realizada en cristal de zafiro anti reflejo y presenta un fondo grabado con el logotipo Royal Oak Offshore en el centro y la palabra automático. Los pulsadores están revestidos de caucho azul y la corona se encuentra atornillada, de manera que le brinda mayor seguridad. Asimismo, la esfera es azul con diseño Petite Tapisserie, los contadores son azules, y los indicadores horarios de oro blanco. En los apliques y agujas Royal Oak destaca el recubrimiento luminiscente y el bisel interior azul. El brazalete es de acero con cierre desplegable AP y se encuentra confeccionado en su totalidad con 59 rubíes.

Por otro lado, el nuevo Royal Oak Offshore Tourbillon Chronograph posee un movimiento Calibre 2947, con un diámetro total de 39.78 mm y un grosor total de 11.60 mm. Tiene una reserva de marcha mínima garantizada de 173 h y una caja de 45 mm de acero u oro rosa de 18 quilates, cristal de zafiro y fondo anti reflejos, bisel de acero, corona y pulsadores en cerámica negra atornillados y protectores de los pulsadores en titanio tratado con chorro de arena. La esfera es negra, con indicadores horarios de oro blanco con recubrimiento luminiscente. El brazalete es de correa de caucho negro con hebilla de acero o con hebilla de oro rosa 18 quilates, según el modelo.

Distinción, elegancia pero también innovación y calidad, son solo algunas de las tantas palabras que describen a este gran clásico de la reconocida firma Audemars Piguet. Y 25 años después de su primer lanzamiento, el Royal Oak Offshore demuestra que aún logra revelar nuevas dimensiones creativas pero por sobre todo, dominar las reglas que el mismo ha creado.

www.audemarspiguet.com

More Stories
The Grand Hotel